REZADO VIRGEN DEL ROSARIO DOMINGO 26 DE OCTUBRE 2,014.

El día domingo 26 del presente mes se llevo a cabo el Rezado anual festejando el mes del Santo Rosario con la Imagen de La Santísima Virgen bajo la Advocación del Rosario, recorriendo las calles aledañas al Templo mercedario. Muchas familias dándose cita formaron parte del evento para ir rezando el Rosario durante el caminar, quienes también participaron llevando en hombros el Anda Procesional que portaba a la Venerada Imagen de la Santísima Virgen del Rosario.

 

Alegoría del Andas Procesional

Este año se realiza el proyecto con el Lema: “Construyendo Familias Santas”

 

En el cual se hace énfasis en el rezo del Rosario. El Rosario o Camándula es un buen símbolo de las causas y efectos de esta oración: las cuentas del Rosario, unidas a otras, nos recuerdan el camino de Avemarías y misterios que se sucede suavemente en los labios y el corazón del orante, partiendo de la cruz y llegando nuevamente al centro de nuestra fe. Pero también, nos hablan de sus efectos: la unidad interior y exterior que produce el orar con María. Y eso es lo que nos proponemos fomentar este año con el Mes de la Virgen del Rosario en La Merced.

 

Un año más nos disponemos a mirar a la Santísima Virgen María desde la advocación y la devoción del Rosario. La bellísima imagen que guía a los antigüeños desde su capilla de La Merced de La Antigua G., nos habla de este camino de devoción que de la mano de María nos lleva a Cristo, desgranando Avemarías y contemplando los misterio de la vida de Jesús que nos dan la salvación.

 

El rezo del Rosario es una de las devociones de la Iglesia con mas fuerza espiritual. Este poder de pacificación y comunicación con Dios en María reside en su orientación Mariana tan pura y su fuerza cristológica a través de la contemplación de los Misterios Gozosos, Luminosos, Dolorosos y Gloriosos. Es una devoción que podemos rezar en privado, caminando por la calle, en grupo o en solemne procesión. Se puede ofrecer con gran eficacia por la propia salvación o por tantos problemas de las personas que amamos o de aquellas con las que convivimos. Nunca se agota la misericordia del Señor cuando se ofrece la oración de la mano de María Santísima. Siempre contaremos con un rio de gracias que dirigir hacia aquellos que lo necesitan.

 

Pero de modo partículas, la gracia de la oración provoca esta unidad en la familia. “La Familia que reza unida permanece unida”, predicaba por todo el mundo el P. Peyton. La unidad de la familia que reza el Rosario es similar a la de las cuentas de la Camándula o Rosario. Lo invitamos a que tome en sus manos su Rosario, agrupe las cuentas junto a la Cruz que las corona, y rece por su familia. Santísima Virgen María, que esta advocación del Rosario nos una como familia, disuelva los rencores y lime las asperezas, que impulse el dialogo y refuerce los vínculos. Haznos, Señor, de la mano de María, familias unidas y santas. Como las cuentas del Rosario. Amén.

 

Al frente la Imagen de San José, al centro La Imagen de la Santísima Virgen del Rosario con el Niño Jesús en sus Brazos y en la parte de atrás la madre de la Santisima Virgen María Santa Ana una Familia Santa alrededor con 14 medallones con las siguientes inscripciones:

 

Construyendo Familias Santas

 

Refugio de los Pecadores

Madre de la Iglesia

Rosa Mística

Reina de los Apóstoles

Virgen Fiel

Reina de las Vírgenes

 

Madre de Cristo

Reina de la Paz

Auxilio de los Cristianos

Reina de la Familia

Reina de todos los Santos

Arca de la Alianza

 

Reina del Santísimo Rosario

Share Button

Deja un comentario